Caja completa de 6 botellas de aceite de oliva virgen extra ecológico arbequina: 75,00€/caja*
(*)ENVÍO GRATUITO.

¿Qué es arbequina? Aceite Arbequina, como su nombre indica, proviene de aceituna arbequina y su origen es Palestina, introducida en Cataluña por el Duque de Medinaceli que residía en el palacio de Arbeca, de ahí el juego de palabras.

Desde el año 2007 en Oli Oli producimos aceite de oliva virgen extra arbequina, de forma 100% ecológica, siguiendo un método propio que nos ha permitido elaborar el aceite más saludable del mundo y, a la vez, un aove arbequina que es un auténtico placer para nuestros sentidos.

El aceite de oliva extra virgen que elaboramos en Oli Oli es íntegramente ecológico y podemos decir con total seguridad que es el resultado de un año de trabajo mimando nuestros olivos arbequinos.

¡Oh mon dieu! Sin duda, se trata de un aceite arbequina de características únicas y diferentes gracias a los factores agronómicos de los que goza nuestro olivar. Y también importantísimo el momento de recolección de las aceitunas arbequinas, ya que lo hacemos en su momento óptimo.

La cata: Su frutado aceituna intenso está acompañado de notas verdes, que desfilan con elegancia por nuestro olfato, mientras le siguen con admiración y soltura los aromas a plátano verde, kiwi, manzana, el tomate verde y resaltando el espectáculo con sus aplausos la almendra y la nuez fresca.

Su entrada chispeante, rompedora, en verde, nada que ver una arbequina. Aún así, pese a romper los cánones, su elegancia y saber estar le hace mantener un punto dulce, nostálgico de la variedad para dar paso a un amargo extenso y aún más agradable, como una mirada que se pierde en el horizonte. De su picante en la escala de los medios se mueve al ritmo esperado con notas a pimienta blanca en la escala de los medios agradable en demasía.

El maridaje o para qué utilizar este aceite arbequina: será responsabilidad del chef o sumiller aquellos que durante esta campaña no hayan sido capaces de integrar este AOVE ECOLÓGICO en su carta, sus características organolépticas lo dotan de una versatilidad máxima, que va desde cremas a postres combinando a la perfección con carnes blancas o mariscos.